La audiencia durante la novena temporada de Doctor Who

La controversia generada por la prensa y los espectadores entorno a la audiencia de la novena temporada de Doctor Who, ha sido una constante que se ha mantenido vigente desde su inicio en el pasado mes de septiembre.

Este año no ha habido nuevo Doctor, ni un aniversario o un nuevo acompañante. Nos hemos centrado en hacer sólo Doctor Who, que es algo que se nos da bastante bien. Pero es arriesgado cuando no tenemos ese complemento diferente desde un inicio.

Pero, ¿por qué la audiencia ha bajado?

La progresiva decadencia en los espectadores que visualizan cada episodio en el momento de su emisión en directo, se debe a que el modelo televisivo que había estado vigente desde hacía décadas, ha comenzado a evolucionar para adaptarse a la era de la sociedad de la información y el conocimiento.

Algunas de las principales bazas que ofrece Internet son la disponibilidad e inmediatez, que es justo lo contrario que un canal de televisión. La programación que pone a tu disposición una cadena se hace de forma homogénea, es decir, sin tener en cuenta tus preferencias u horarios particulares. Esto último es algo que ha sucedido a lo largo de esta temporada, ya que la franja televisiva en la que se emitía Doctor Who comprendía estrenos como la Copa Mundial de Rugby o Factor X.

Todas aquellas personas que decidieron optar por sintonizar, por ejemplo, el partido de Rugby ése sábado y estaban interesadas en el episodio de Doctor Who, tuvieron que verlo en diferido. Es decir, esperar a que la BBC vuelva a emitir el episodio (repetición) o recurrir a un servicio de vídeo bajo demanda —de estos últimos existen infinidad de ellos (la BBC dispone de uno propio pero sólo accesible si eres residente del Reino Unido) y en algunos no es necesario disponer de una suscripción de pago—.

En los informes de audiencia publicados después de cada capítulo, únicamente se incluyen las visualizaciones obtenidas en el momento de la emisión, de la retransmisión y del BBC iPlayer. Quedando por lo tanto desestimadas las obtenidas por otros medios.

¿La audiencia es importante?

BBC headquarters at New Broadcasting House in central LondonLa mayor parte de los ingresos de la BBC provienen del dinero otorgado por los residentes de Reino Unido mediante un canon anual (de alrededor de 180€). Además de las actividades comerciales y las ayudas gubernamentales. De este modo logra ofrecer contenido original y capaz de satisfacer a todos los espectadores. Al no mostrar publicidad en ninguna de sus emisiones, la cuota de audiencia no supone un problema económico para la corporación.

En los próximos diez años tendremos que ejecutar dos cosas a la vez, servir a aquellos que han adoptado Internet y los medios móviles y a los que quieren seguir utilizando los medios tradicionales.

Un cambio —¿necesario?— en el formato

La premisa de los episodios dobles ha sido uno de los rasgos más significativos de la novena temporada, configurando un nuevo paradigma y una concepción de la diversión y la aventura en la serie. Durante el lapso de tiempo comprendido desde 1963 hasta el año 1989 —período conocido como serie clásica— cada temporada comprendía cierto número de seriales que a su vez contenía a los capítulos. El incremento del suspense mediante el uso del cliffhanger al final de cada episodio suscita al espectador a ver el siguiente, pero dificulta el entendimiento de la trama por parte de una audiencia esporádica.636025091931572303-1971735379_binge 10En la actualidad la forma de consumir series ha cambiado en relación a cómo era hace, por ejemplo, veinte años. Los maratones (o “binge-watching“) de capítulos han llegado para quedarse, las plataformas como Netflix publican las temporadas con todos los capítulos disponibles desde su estreno y es el espectador es quien decide cuándo y dónde ver el contenido.

¿Hora de un respiro?

Después de 52 años podríamos decir que Doctor Who es inmortal, está destinada a perdurar en el tiempo, para siempre. El concepto de la regeneración ha permitido a la serie innovar de forma periódica y adaptarse a lo que prevalece en ese momento, haciendo que se convierta en un ejemplo a seguir para otras producciones cinematográficas.

Sin embargo, en el año 1989 Doctor Who fue cancelado debido a la aversión por parte del equipo productivo con la adulterada justificación de que la ciencia ficción se había vuelto impopular, cuando en realidad se trataba de una consecuencia directa de la carencia de historias de calidad que repercutía en la audiencia. El afán desempeñado por los guionistas durante la estancia de Sylvester McCoy en la serie convergió en un desarrollo del personaje que no lograba conectar con los espectadores como lo hacía antaño.

La personalidad del Duodécimo Doctor ha generado controversia y fraccionado a los seguidores. Steven Moffat ha querido desarrollar el intento malogrado que John Nathan-Turner ideó para el Sexto —un carácter irascible, desconfiado y elocuente reflejado en su llamativa y colorida vestimenta— que evoca ciertos aspectos del Primero Doctor. El tono más oscuro y las tramas más maduras que se exploran a lo largo de la octava temporada provoca una pérdida de atractivo en el público casual y más joven.

Moffat ha ingeniado aventuras únicas y ha demostrado que es capaz de aportar todavía algo flamante cada año por lo que la llegada de Chris Chibnall a la serie supondrá un probable cambio de dirección.

4 errores a evitar de cara a la décima temporada

  • El tardío horario de emisión y una premisa negligente. La franja de difusión y las escasas novedades en esta temporada han hecho que se reduzca su atractivo a un nuevo público, repercutiendo en la audiencia.
  • La indecisión respecto a la marcha del acompañante. El arquetipo ideado por Russel T. Davies durante la estancia de David Tennant de 3 compañeras por temporada funcionó de una forma excelente, y creo que si se hubiera reiterado durante estos tres últimos años, la trama ideada por Moffat habría funcionado mejor.
  • Los episodios dobles y el excesivo fan serviceLos episodios dobles eran una de las principales bazas que ofrecía esta novena temporada, pero supuso un riesgo para la serie ya que el espectador necesitaba haber visto el episodio previo para comprender la trama en su totalidad. Lo mismo ocurre con las referencias a otros capítulos y la aparición de elementos creados únicamente con la intención de satisfacer a los seguidores. Durante este año se ha producido una arbitrariedad de ambos.
  • El dilema de Steven Moffat con el deceso de los personajes. Rory Williams, Clara Oswald, Danny Pink, Ashildr/Me, Osgood… Son muchas las ocasiones en las que Moffat ha burlado a la muerte y la ha convertido en un mero juego fácil de eludir.

Fuente/s | WikipediaDestornillador Sónico, UNAV, Doctor Who TV


Muchas gracias a @dafnext por ser la encargada de diseñar la imagen que acompaña el titular de este post.

Rincón Whovian es una página joven en la que puedes enterarte de noticias, curiosidades y eventos relacionados con Doctor Who.

Tagged with: , ,
Publicado en Doctor Who, Temporada 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivo